¿Se puede aprobar una oposición trabajando?

Si tuviera que elegir el tema sobre el que más me han preguntado a lo largo de los años, sin duda, sería éste: ¿Se puede aprobar una oposición y trabajar a la vez?

Y a esta pregunta siempre he respondido lo mismo… Por supuesto que sí, se puede aprobar una oposición al mismo tiempo que se trabaja.

De hecho, he conocido a cientos de opositores que lo han logrado.

Ahora bien, para conseguirlo debes tener en cuenta 3 factores clave en la preparación de tu oposición, que, como piezas de puzle, deben encajar perfectamente.

¿Quieres saber cuáles son? ¿Sí? Pues no te despistes, esta píldora te interesa.

Aprobar una oposición no es tarea fácil

Antes de empezar quiero hacerte una pequeña reflexión.

Debes entender que aprobar una oposición requiere de un esfuerzo y dedicación importante. Las administraciones no regalan carnets de funcionario, evidentemente. Si trabajas, el tiempo del que dispones para estudiar y preparar tu oposición se reduce, por lo que el esfuerzo y dedicación se verá afectado.

Así, si alineas bien los tres factores que te voy a contar tienes muchas más posibilidades de lograrlo. Por el contrario, si no los tienes en cuenta, te garantizo que tus posibilidades de aprobar van a ser muy escasas.

Venga, vamos a verlos.

Planifica muy bien la preparación de tu oposición

Para aprobar una oposición trabajando debes realizar una perfecta planificación.

Parece una cosa lógica, pero te sorprenderías de la cantidad de malas decisiones que muchos opositores toman.

Para empezar, si dispones de menos horas para estudiar, lo primero que debes tener claro es si te vas a preparar la oposición para sacarla en un año o necesitarás más años.

En un artículo anterior ya explicamos la importancia de realizar una buena planificación. Te recomiendo que, si aún no lo has visto, cundo termines de leer este artículo, vayas a él y lo leas con detalle. En él explicamos el tiempo que vas a necesitar para llevar tu oposición con garantías.

Vale, pues si dispones de menos horas de estudio debes tener en cuenta que una oposición para un grupo C2, que se puede sacar en un año, a lo mejor, tú precisas de dos años para enfrentarte a los exámenes con garantía de aprobado.

Y aquí viene lo importante, atenta, atento.

Muchos opositores piensan que preparar a dos años vista, pudiendo aprobar en uno, es fracasar . Es un grave error pensar así.

Manu Calero

Si haces una planificación realista, puede que a dos años vista, tus posibilidades de aprobar trabajando y ser funcionario son elevadas.

Si no tienes en cuenta tu menor disponibilidad de horas de estudio y, por lo tanto, no ajustas tu planificación a más largo plazo, llegarás a tu examen en malas condiciones, suspenderás, te desanimarás y te será más difícil retomar de nuevo tu preparación.

Además, durante ese segundo año, rondará por tu cabeza el fracaso anterior, y eso te lastrará puede que de forma definitiva.

Así, consejo número uno, calcula bien el número de horas semanales de estudio que puedes asumir, calcula el número de horas totales de preparación de tu oposición y, en función de ello, realiza una planificación realista.

Para aprobar tu oposición necesitas un ambiente estable

Debes tener un entorno comprometido.

Si estás trabajando y has decidido preparar una oposición es porque quieres mejorar algo en tu estado de vida actual. Quizás no te convencen los horarios del trabajo, no puedes disfrutar de tu familia, o simplemente, quieres una estabilidad económica que tu empleo actual no te puede garantizar.

En estos casos, es bastante habitual que tu estado de vida sea más o menos estable. Puede que vivas con tus padres, o tengas tu propia pareja y familia. Puede que vivas sola, solo, pero ya te has organizado y tienes tus amigos con los que quedas con frecuencia.

Así, en tu vida hay una serie de personas a las que quieres y para la que eres querido.

Vas a dar un cambio en tu vida, pero, como ya trabajas, debes quitar horas a tus padres, a tu pareja, a tus hijos, a tus amigos.

Es por esto que debes tener una larga conversación con todas las personas cercanas en tu vida. Tienes que explicarles lo importante que es para ti conseguir tu plaza de funcionario y les pedirás que te ayuden en el camino, ya que va a ser bastante difícil compaginar el trabajo con el estudio.

Tienes que lograr el compromiso por parte de tus seres queridos, su implicación. Preparar una oposición, trabajar, y a la vez seguir teniendo las responsabilidades familiares y sociales de siempre es algo muy complicado de llevar. Te puede costará la preparación.

Ten en cuenta que la preparación es larga, por lo que debe ser un compromiso adquirido.

Así, segundo consejo, compromete a tu entorno para que te apoyen en tu decisión.

Factor decisivo para aprobar tu oposición: la constancia

Aprobar una oposición requiere de una constancia que te exigirá seguir una disciplina de estudio de muchos meses de trabajo, puede que incluso años.

Te has planteado estudiar en una academia, unos horarios de estudio, unos compromisos económicos, hay que decirlo, estudiar una oposición con garantías cuesta dinero. Lo tienes claro.

Bueno, pues ahora añade que trabajas.

Hemos realizado una buena planificación, tus familiares y amigos te apoyan. Perfecto. Pues debes ser constante, debes seguir de forma rigurosa los horarios de estudio que te planteas. Resolver las dudas, adquirir los materiales adecuados…

En definitiva, aunque vengas a casa cansada del trabajo, aunque tu jefe sea una mala persona, aunque aquel cliente te ha puesto la cabeza como un bombo… llegas a casa y te toca estudiar, hazlo. Pero hazlo hoy, mañana, la semana que viene, la otra…

Nadie te obliga a prepararte la oposición, tú has elegido el difícil camino de compaginarla con tu trabajo. Se puede hacer, por supuesto, pero requiere una constancia por tu parte. De nada sirve que te planifiques la oposición, marques unos horarios y luego, no los cumplas.

Un consejo extra que te puedo dar con respecto a esto último, sobre la constancia: Ponte a prueba un mes.

Es decir, una vez hecha la planificación y puestos unos horarios, haz todo lo posible por respetarlos durante un mes. Luego, una vez terminado ese mes, evalúa cómo te ha ido. Si no has podido cumplir con los horarios puede que debas revisar tu preparación para añadir algo más de tiempo si quieres ir en condiciones de aprobar tu oposición.

Si quieres más consejos de los que ofrecemos en nuestros artículos, no lo dudes, coge nuestro curso “Quiero ser funcionario”. No existe nada similar en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.